Las palabras engrosadas y de color amarillo dentro de cada artículo son enlaces a fuentes, videos y/o a otras páginas.
Basta con hacer un click sobre ellas.

Espero disfruten su visita.





lunes, 23 de febrero de 2009

no pasó nada


Ya hacia tiempo un compañero de la oficina había puesto los ojos en la vecina con una no muy sutil galantería, tal y como le era habitual, y como también era habitual en tierras donde el sol inclemente se posa sobre uno exigiéndote rasgues tu piel bajo las hojas de un árbol clamando por alguna brisa que de alguna manera refresque la agonía constante, rebosaba en A, gracia y coquetería, sin que esto se confunda con corresponder las lisonjas de tan limitada prosa y limitado ingenio.


La noche se había adueñado de la ciudad y sólo quedábamos como señores del recinto, él, cuyas canas evidenciaban experiencia muy por encima de la mía y yo, terminando con los últimos detalles de nuestros deberes, cuando A y su amiga llegaron a la oficina buscando a una de las chicas que trabajaba con nosotros, que para su mala suerte, ya se había retirado. Raudo y veloz, y sin perder tiempo en las presentaciones, el galán hizo un amplio muestreo de las virtudes laborales ornamentándolas con dantescas lisuras para hacerse así, acreedor de la imagen de hombre de mundo, de gran ejemplar varonil, como acostumbraba, siempre frente a alguna joven damisela, sobretodo cuando no tenía encima la mirada fría y dura, que como fiscal sobre la joroba, su mujer, acostumbraba mermar sus ansiados escapes a la juventud...



El plan a cuestas, y revelado bajo señales con las que los hombres nos entendemos, determinaba una presa para cada uno, pero en el momento menos pensado, la amiga, que pareció intuir el hambre sexual de mi pata, salió huyendo, excusándose con algún compromiso ineludible.

Era momento de determinar quien era el macho Alfa, pero para mala suerte de sus canas, la indiferencia había determinado quien tendría más posibilidades, total, más de una vez habíamos compartido, A y yo, una sonrisa cuando cruzaba por la acera, fuera de su trabajo. Era evidente que la diferencia de edad, y cierta cercanía de mi parte habría determinado bajo todas luces su antelado fracaso, por lo que vencido, y con el cuello estirado, como desentendido del tema, se despidió con la dignidad por fuera y la vergüenza por dentro. Es pues que así nos sentimos los hombres para cuando el rechazo es evidenciado a los 4 vientos.



-- ¿Ya acabaste? ¿Por dónde vives? -- Me preguntaba A

-- En la 10 de Grau.

-- ¡Ahh! Tu casa está camino a la mía. Si quieres vamos caminando mientras conversamos.

-- ¡Ah claro! Déjame apagar los equipos.



La caminata se habría hecho corta. Corta para alguna ingeniosa excusa para sacar mis garras afiladas, corta para, sin bochornos, conseguir un acercamiento íntimo, peligroso. Sin embargo, la excusa saltó, como por arte de ¿Magia?, y sin que moviese el menor dedo para conseguirlo. La caminata y las bebidas que generosamente el primer anfitrión le dio, sin alcohol por supuesto, habrían generado secuelas. A necesitaba ir al baño y debía entrar a mi habitación. Ya más tranquila y sin prisa por llegar a casa, nos acostamos en mi cama -es que no había dónde más sentarse- y entre conversaciones plásticas y bromas, excusas obvias y efectivas mis labios rozaron los suyos mientras acariciaba su cabello. La habitación a medio alumbrar era cómplice. De pronto, "¡Debo irme!", y cual cenicienta se levantó y se despidió sin siquiera aceptar la acompañase.

La noche siguiente, mientras un pata de la oficina me llevaba en su moto, por la Sgto. Lores, ella cruzó la calle y me vio. Sonriendo quise saludarla, pero enterrando la mirada en la pista volteó indiferente, me ignoró y no me correspondió el saludo ante las sutiles carcajadas de mi pata, que de seguro habrá espantado a más de uno a 10 cuadras a la redonda. Varias cosas circularon por mi mente. Se arrepintió, la decepcioné, fui muy rápido, ... en fin, el resultado fue el mismo.

En ese momento, mientras oía las risas y veía como ella me daba la espalda alejándose, lo de la noche anterior, noche en la que pensé, ambos la habíamos pasado bien, pareció no haber pasado nunca. En Grau 1016, aquella noche, no pasó nada.







13 Miradas :

fio .....[Responde este comentario] dijo...

ya vuelta la victimaaaaaaaaaaa!!!!!!!!! conociendo a este moshaco sheretero crees que ahi quedo la cosaaa??????? JAAAAAAAAAAAAAA!!!!!!!!!!!!!! ahi no quedo, no shereteroooooooooo??????? fah fah!!!!!!!!!! no te conocere!!!!! a menos que tu hubieses querido asi sea la cosaaaaaaaaaa!!!!!!!!!! no te conocere bacalao!!!!!!! cuenta ps!!!!!!!! hubieron mas de esos encontrones???????!!!!!!!! fah fah cocachos contigo ah!!!!!!

Yovana dijo...

¿Es cierto eso Marquito? Cuenta qué pasó después; ¿volvieron a encontrarse? ¿pasó algo entre ustedes después?

Anónimo dijo...

No te pases pues, ¿querías que aflojara la primera vez que ni siquiera salían, sino que nomás caminaron juntos? ni que fuera una loca de aquellas.

Pero la choteada estuvo buena jajajaja no quisiera que me pasara, ¡qué roche!

El anónimo polémico

Claudia Cieza dijo...

Yo creo fue un poco de verguenza; pudo sentir que todo fue muy rápido y se arrepintió de eso

Horacio dijo...

No estás contando todo, nadie se averguenza por un simple beso. Está raro; algo falta. No me convence.

Slds.

marco .....[Responde este comentario] dijo...

Bueno, no fue la última vez que la vi ni que hayamos salido; a partir de ahí nos hemos visto harto. La reacción inicial fue, al parecer y como sugirieron, sólo producto de cierta verguenza. Es una excelente chica.

Besos y Abrazos, gracias por comentar.

Marco

Fabiana .....[Responde este comentario] dijo...

Aparte de decirte que es casi seguro se espantó por lo rápido que avanzabas... me encanta como escribes Marco, creo ya te lo he dicho, pero es la pura verdad.
Un abrazo.

fio .....[Responde este comentario] dijo...

¡claro psssssssssssssssssss!!!! no te conocereeeeeee!!!!!!!!!!! fah fah ya me molesteeeeeeeeeeeeee!!! plop ¿y esta??!!! que paso con la silvi??????? JA!!!!!!!!!!!!!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 
Logo Designer Ir Arriba